Main menu

Tres malos hábitos a evitar con las fotos en las redes sociales. O aplicando el sentido común

Tres_malos_habitos_en redes_sociales_0

Llegan las vacaciones, uno se relaja y le apetece compartir con los demás lo bien que se lo está pasando con los colegas en Ibiza, lo paradisiaca que es esa playita en el Adriático o lo bien que se lo están pasando los niños en la piscina… y entonces… ¡¡¡zas!!! Foto p’al Facebook.

Ya sea por compartir nuestras alegrías, para fardar de vacaciones o para que Peláez, el de contabilidad se muera de envidia, hay que tener mucho ojo con las fotos que publicamos en las redes sociales ya que algo que en principio es muy bueno, si no tenemos cuidado puede traernos más de un quebradero de cabeza…

Por eso me gustaría exponeros tres malos hábitos que solemos tener con las fotos en las redes sociales.

¿Cómo crear una muy buena contraseña y no morir en el intento de recordarla?

Como crear una contraseña segura

Twitter, Facebook, correo, banca online, foros, chats, trámites administrativos… hoy en día todo requiere una contraseña, y de lo buena que sea depende que tengamos una experiencia agradable y super práctica en el uso de todas estas moderneces que nos facilite mucho la vida o por el contrario que se convierta en una auténtica pesadilla.

Si alguien se apodera de tu contraseña en cualquier sitio, para dicho sistema y a todos los efectos eres tú, y por lo tanto todo lo que haga, para todo el mundo lo habrás hecho tú. Esto incluye movimientos económicos si es la del banco, actividad en redes sociales, solicitud de información sensible (administraciones públicas), etc.

Una de las primeras cosas que tienes que hacer, es tener una buena contraseña que proteja de la mejor manera posible el acceso a todos estos sistemas.

Sin entrar en políticas de seguridad excesivas, ahí van unos cuantos consejillos para crear una buena contraseña

Con la policía en tu puerta, Internet no es tan anónimo como te crees

 Internet no es anonimo

 

Cuando haces un comentario en Internet, ya sea en un foro o en una red social, o en los comentarios de cualquier blog o web, debes tener clara una cosa: Internet no es anónimo, así que antes de insultar, difamar o hacer apología de cualquier delito… piénsatelo.

Y para que sirva de ejemplo, os contaré una historia real (que sé que os molan más…) que he vivido, y no ha sido la única.

Quiero, antes de nada, pedir perdón si hay alguna inexactitud ya que ocurrió hace tiempo, lo he intentado resumir y tampoco soy yo experto en investigaciones policiales y juicios.

Estaba yo hace unos años trabajando en un periódico online de una población pequeña (unos 35.000 ó 40.000 habitantes). Yo era el encargado del mantenimiento de la web, banners, maquetación, etc…

¿Qué es un Community Manager?

Cuando comencé a trabajar en una empresa como Community Manager, los primeros días la gente pasaba por al lado de mi mesa y se quedaban alucinados viendo cómo “el nuevo” se pasaba el día metido en Facebook con todo el descaro del mundo y nadie le decía nada por hacerlo en horas de oficina, es más incluso algún compañero me decía por lo bajinis… “Ten cuidado con el Facebook y eso porque te va a caer una buena”

Entonces, yo les explicaba que era parte de mi trabajo como Community Manager, y a partir de ese momento pasé a ser “ese que se pasa el día en Facebook y encima le pagan”, incluso en una reunión un “compañero” le dijo al jefe “Págame su sueldo que eso que hace este ya lo hago yo…”

Por suerte quien debía tomar las decisiones tenía las ideas algo más claras y pude estar el tiempo suficiente para que poco a poco todo el mundo viera el valor real y el trabajo de un Community Manager.