Main menu

Como cabrear a tus clientes con tu tienda online o el caso de Valuebasket

Como cabrear a tu cliente - Valuebasket

 

Para retomar la actividad del blog tras este parón reorganizativo, vamos a tocar un tema que gusta, carnaza de la buena, y no hay cosa que nos guste más que ver lo que otros hacen mal… para aprender, eso sí.


Vamos a hablar de cómo cabrear y mucho a tus clientes con una gestión desastrosa y con mala fe de tu tienda online. Básicamente lo que no hay que hacer en una tienda online, y sí, daremos nombres… valuebasket.es

 


Supongamos que se un cliente quiere un Samsung Galaxy S5 Duos… ¿Qué debe hacer una web para ir cabreando a la clientela, que por supuesto no vuelvan nunca más a comprar en la tienda, desaconsejen la marca a todos sus conocidos, soliciten devoluciones en masa y emprendan acciones legales llegado el caso? El caso de Valuebasket nos lo aclara punto por punto.


No informar correctamente del precio e impuestos.


Tras una búsqueda y comparativa por la red, se acaba uno encontrando en valuebasket.es el producto buscado por 419€ en lugar de los 480€ que viene costando en la web. Automáticamente el cliente busca y mira a ver si falta de incluir el IVA, hace la compra y llega a la página de pago sin que el precio varía en absoluto, por lo que supone que el IVA va incluido. Pues no, resulta que cuando contactas con ellos para solicitarles la factura te dicen que el producto viene de Hong Kong y que no lleva IVA, cosa que podrá ser legal pero que mosquea.


Vacilar con los tiempos de entrega.


Anunciar a bombo y platillo que en 3-5 días se entrega, cuando pasan 10 y el cliente pregunta remitirle a una cláusula escondida en las condiciones de compra que indica que puede demorarse hasta 30 días y cuando tras 30 días el cliente sigue preguntando decirle que hay un problema con el envío. Tras otros 15 días decir que hay problemas con el envío y cuando el cliente solicita cancelar el envío y solicitar la devolución del dinero, insultarle ofreciéndole de manera gratuita incluir un producto que no quiere para nada y cuyo valor apenas es de 5€ (respecto un pedido de 400€).


Hacer eternas las cancelaciones.


Cuando un cliente solicita una cancelación del pedido y devolución de su dinero, haz que tarde mucho, que haya varias comprobaciones, que pase por diferentes departamentos para su aprobación… etc…


Mentir en el stock.


Mientras tienes a tu cliente esperando hasta 60 días por un pedido, vacila variando el stock del producto en la web, un día pones 5 en stock, al siguiente 7, después 3, luego 18…  y tu cliente se pregunta “¿si tienes stock por qué me tienes esperando un pedido dos meses?


Baile de precios mientras los clientes esperan su pedido.


Por si no tienes a tu cliente bastante calentito con todo lo anterior, mientras está esperando su pedido que ha pagado a un precio, vete variando el precio del producto y pónselo más bajo, de modo que además de tener que esperar dos meses a su pedido vea que encima lo ha pagado más caro…


No responder al teléfono.


Con todo lo expuesto anteriormente, lo normal es que los clientes quieran contactar contigo para pedirte explicaciones y quizá insultarte (con razón) pero no te preocupes, pon un teléfono de atención al cliente muy visible, que suene pero nunca respondas.


Marear la perdiz con una línea de atención al cliente externa.


Ya que no respondes al teléfono, al cliente no le queda más remedio que contactar por el método del formulario de contacto, que oh, funciona de manera externa, y lo primeo que recibe el cliente es un e-mail para darse de alta en el gestor de incidencias que no tiene nada que ver con tu dominio (valuebasket.es) y ya después recibe las respuestas por e-mail… obviamente se lía.


Actuar inmediatamente sólo cuando el cliente habla mal de ti en Facebook.


Y ya el remate final es que mareas a tu cliente y no le haces caso hasta que cabreado del todo publica su caso en Facebook, y en cosa de dos días tiene todo resuelto…


Conclusión


De esto se sacan dos lecciones:


Primero: La repercusión de las redes sociales hacen que hasta el más canalla trate de tener buena imagen.


Segundo: El resultado de la forma de actuar de valuebasket a día de hoy es este:

 

Como cabrear a tu cliente - Valuebasket

 

Si te ha gustado que se enteren todos, ¡¡¡comparte!!!

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar